sábado, 24 de enero de 2009

Historia del centro de detención de Guantánamo, Cuba

Por Martín Cagliani

Guantánamo es una ciudad del sudoeste de la isla de Cuba, que es donde se encuentra la base militar estadounidense de Guantánamo, y donde asimismo Estados Unidos mantiene detenidos prisioneros capturados en la "Guerra contra el terrorismo". Hoy en día esta prisión y la base en sí son noticia porque el flamante presidente estadounidense Barak Obama ha firmado una orden cerrarlas en el plazo de un año.

Base de Guantánamo en 1916

Historia de la base naval de Guantánamo

Guantánamo ha sido una posesión de Estados Unidos desde los tiempos en que Cuba no era independiente. Por el año 1898 España era dueña de la isla de Cuba y estaba en guerra con Estados Unidos. Al finalizar este conflicto España perdió todos sus territorios de ultramar Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam, a manos de Estados Unidos, y algunas fueron vendidas a Alemania (Islas Marianas, Carolinas y Palaos), por culpa de no podes defenderlas ya.

image Estados Unidos estableció un protectorado sobre la isla de Cuba, pero con la promesa de concretar su independencia, que se hace realidad para 1902. Si bien Estados Unidos incorporó la enmienda Platt en la Constitución cubana. En ella obtuvo, de parte del primer presidente de la flamante República de Cuba, Tomás Estrada Palma, la concesión perpetua de la Bahía de Guantánamo.

Desde el 23 de febrero de 1903 Estados Unidos mantuvo una base naval militar en Guantánamo. Para hacerlo parecer legal, Estados Unidos pagaba un arriendo simbólico por el territorio de 5000 dólares. Que Cuba se han negado a recibir desde 1961, tras la revolución cubana y la llegada al poder de Fidel Castro.

En la actualidad la base de Guantánamo es totalmente autosuficiente ya que Castro se negó a darles nada, y debían importar agua de Jamaica, pero ahora tiene plantas desaladoras y hasta turbinas eólicas.

Se dice que sólo dos cubanos van a trabajar a la base, ambos de edad avanzada. La base tiene un centro comercial, ocho bares, restaurantes, una estación de bomberos, gasolinera, una capilla, dos cines, un hospital, dos colegios y una estación de radio.

Centro de detención de Guantánamo

Prisioneros en Guantánamo Desde 2001, tras la invasión que realizó Estados Unidos a Afganistán como “represalia” por el atentado del 11 de septiembre de 2001, el gobierno estadounidense estableció un centro de detención en la base naval, adonde fueron llevados prisioneros calificados como prisioneros de guerra, pero a los cuales no se les da ningún tipo de beneficio legal.

El 17 de septiembre de 2001 el presidente de USA en ese momento, George W. Bush, aprobó la creación de centros de detención secretos fuera de territorio estadounidense a los cuales no se les aplican las leyes de Estados Unidos. Se los puede detener de forma indefinida y sin cargos. O sea que están detenidos de forma ilegal a los ojos del mundo.

El 11 de enero de 2002 llegaron 20 prisioneros a Guantánamo. Por la prisión se cree que han pasado unos 775 detenidos, de los cuales 420 fueron liberados sin cargos y en la actualidad hay unos 250 prisioneros. Unos 50 son retenidos allí porque su país no los quiere. Y únicamente 3 fueron acusados de varios cargos:

Hoy en día el líder del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, “consideró que es insuficiente el anuncio del presidente estadunidense Barack Obama de cerrar el centro de detención y tortura de Guantánamo, y reclamó la devolución de ese territorio a Cuba, que Washington se apropió desde 1903, durante su intervención en la guerra de independencia contra España”.

Y Estados Unidos, para paliar la situación ya ha dado a conocer que “un ex prisionero en la base naval de Guantánamo lidera ahora células de Al-Qaeda en Yemen tras haber sido liberado hace dos años”. Como para ampararse de lo que hacen e hicieron allí.

Al menos Obama se ha comprometido a revaluar el actual sistema de juicio contra los sospechosos terroristas, y prohibir el uso de tortura contra los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No séas anónimo, pon tu nombre abajo